Tapa Guardia Civil: el montadito que triunfa en Zaragoza

7 de marzo de 2024

En el corazón de Zaragoza, en la pintoresca Plaza de Santa Marta, se encuentra un pequeño local que ha ganado renombre por su tapa emblemática: el famoso Lince. El Guardia Civil, un montadito creado hace más de 50 años por el legendario Vicente Mañas, ha conquistado los paladares de locales y visitantes por igual, convirtiéndose en un símbolo gastronómico indiscutible de la ciudad.

El Guardia Civil es una deliciosa combinación de sabores que captura la esencia de la cocina aragonesa. Su base consiste en unas rebanadas de pan tostado, bañadas en aceite de oliva virgen extra, que proporcionan el lienzo perfecto para los ingredientes que le siguen.

¿Cómo se prepara un Guardia Civil?

El protagonista indiscutible de esta tapa es la sardina rancia, cuidadosamente seleccionada y preparada para realzar su sabor único. Este pescado, marinado en una mezcla secreta de especias, aporta un toque ahumado y salado que se complementa a la perfección con el resto de los ingredientes.

El tomate, el pimiento y el pepinillo frescos, todos ellos de la más alta calidad, añaden un contraste de colores y sabores que elevan la experiencia culinaria. El tomate aporta su dulzura natural, el pimiento del piquillo su suave picante y el pepinillo su toque ácido, creando una armonía de sabores en cada bocado.

Pero lo que realmente distingue al Guardia Civil es la calidad de los ingredientes, como las sardinas que preparamos en Félez Artesanos. Con un trozo de pimiento del piquillo estratégicamente colocado como la característica mancha en el hocico, este montadito es una oda a la dedicación y la valentía de los agentes del orden público.

Una tapa que ha pasado a la historia de Zaragoza

Vicente Mañas, el visionario tras esta obra maestra gastronómica, tenía una visión clara: crear un montadito que rindiera tributo a la institución de la Guardia Civil, al tiempo que deleitaba a los comensales con una explosión de sabores. Su legado perdura en cada tapa que se sirve en su establecimiento, manteniendo viva la tradición y el espíritu de la cocina aragonesa.

El Guardia Civil no es solo una tapa, es un símbolo de identidad y orgullo para Zaragoza. Cada vez que se disfruta de este montadito, se celebra la rica historia y la diversidad culinaria de la región. Es un recordatorio de que la gastronomía es más que alimentación; es una experiencia que conecta a las personas y las culturas.

En la elaboración del Guardia Civil, la calidad de los ingredientes es fundamental para garantizar una experiencia gastronómica excepcional. En Félez Artesanos, entendemos la importancia de seleccionar ingredientes de la más alta calidad, y nuestras sardinas son un ejemplo perfecto de ello.

Las sardinas de Félez Artesanos:

base del Guardia Civil en muchos lugares de Zaragoza

Provenientes de las aguas cristalinas del Mediterráneo y elaboradas con técnicas tradicionales, nuestras sardinas ofrecen un sabor incomparable y una textura delicada que realza cada bocado del Guardia Civil. Es este compromiso con la excelencia lo que nos distingue y lo que hace que nuestras sardinas sean elegidas por muchos establecimientos de Zaragoza para preparar sus tapas.

La frescura y la calidad de nuestras sardinas no solo garantizan un sabor excepcional, sino que también reflejan nuestro compromiso con la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente marino. En Félez Artesanos, nos esforzamos por colaborar con proveedores que practican métodos de pesca responsables, asegurando así la conservación de las poblaciones de peces y la preservación de los ecosistemas marinos.

Así que la próxima vez que te encuentres en Zaragoza, no dejes pasar la oportunidad de probar el famoso Guardia Civil en lugares del Centro de la Ciudad como el Bar Activo Tú a tu Ritmo. Déjate seducir por sus sabores inconfundibles y únete a la larga lista de admiradores de esta tapa icónica. En Félez Artesanos, nos enorgullece ser testigos de cómo una simple tapa puede convertirse en un símbolo de identidad y tradición.

Ir al contenido